CAMPAÑA SOLIDARIA 2014

      PRESENTACIÓN CAMPAÑA 2014

 Madrid, 31 de marzo de 2014

A TODAS LAS COMUNIDADES DE LA PROVINCIA DE CASTILLA

            Queridos hermanos:

                        Os saludo con gran alegría al presentaros nuestra CAMPAÑA SOLIDARIA de la Provincia de Castilla correspondiente a este año de 2014. Queremos pedir disculpas por la demora, siendo conscientes de que debería haber comenzado el pasado 1 de Enero como bien sabéis, pero los trámites para la adquisición del terreno de Nfou (Camerún), en los que todavía estamos, han hecho que variemos proyecto y objetivos para este año, dejando para el que viene, 2015, el posible proyecto en torno a la salud en dichos terrenos cercanos a la capital, Yaoundé.

                        Y precisamente a Yaoundé y a Camerún volvemos. Todavía saboreamos la reciente campaña a favor del proyecto “Educación y Libertad” para la cárcel de Sangmelima, que está empezando a dar sus buenos frutos. Estamos convencidos de que la que os ofrecemos para este año será igualmente provechosa tanto para nuestras comunidades como para los destinatarios de la misma, los niños, jóvenes y adultos del barrio de la Briqueterie. La reciente ausencia de los PP. Pablo y Fridolin, que trabajaron duro en aquella zona, desde la pastoral y la formación, nos motiva y anima para, homenajeándoles, apostar por fortalecer el proyecto que ya tenemos y del que son beneficiarios más de 300 familias del barrio.

                        Es una Campaña, la de este año, que tiene que ver con la formación, tan importante y crucial entre aquellas gentes cuyas carencias no se limitan a lo más básico… desgraciadamente. Y como estamos seguros, con nuestro Maestro, que no sólo de pan vive el hombre, apostamos en esta ocasión por animar y ayudar a crecer en la formación a los responsables de nuestro feliz proyecto de apadrinamientos: padres, madres, jóvenes. Inserción laboral, escuela, capacitación, autoestima… serán palabras que encontréis al leer estas páginas que dibujan nuestra Campaña. Acogedla con cariño, trabajadla en todas las comunidades, por favor, rendid este homenaje solidario a los que vivieron y lucharon durante tantos años por un futuro mejor de aquellos a los que se destina nuestra ayuda.
              
                   A través de Caminos de Liberación y de ACCIÓN LIBERADORA, nuestra Fundación solidaria, os lanzamos esta original propuesta para este año. Gracias a todos los que la habéis hecho posible, y muchas más gracias a los que, con vuestro tiempo y vuestro esfuerzo, con vuestras aportaciones personales y económicas, vais a contribuir a que sea, dentro de nueve meses exactos, una gozosa realidad.

                                                                P. José Ignacio Postigo Cacho, Provincial.



XXXV CAMPAÑA DE SOLIDARIDAD
FORMACIÓN
DESARROLLO COMUNITARIO
Barrio de La Briqueterie-Yaoundé

     Nuestro proyecto de apadrinamiento, “Rayo de Luz y Esperanza”, cumple este año una década de andadura. Son muchos los frutos que, el esfuerzo y la ilusión de nuestros hermanos y la colaboración de muchas familias de nuestras parroquias y colegios, han generado en estos 10 años de camino.
     Muchos niños y jóvenes han crecido con el apoyo del proyecto y han podido disfrutar en igualdad de oportunidades de educación, sanidad y nutrición, abriendo un futuro más esperanzador para ellos y sus familias.
     Pero la intervención directa con las familias del proyecto ha puesto sobre la mesa otras muchas necesidades urgentes que creemos que debemos afrontar para que nuestra respuesta sea más integral y orientada a la sostenibilidad del proyecto.
     Ya sabéis que “Rayo de Luz y Esperanza” se dirige a una población de  42.000 habitantes del barrio de la Briqueterie, y que a través del apadrinamiento de 300 menores y jóvenes se contribuye a dar cobertura a las necesidades básicas que plantea la comunidad, incidiendo en la intervención de las familias más desfavorecidas.
     Es una población dividida por dos grupos: los autóctonos (Ewondo) integrados por las familias de Muog-Ada, Muog-Ekusu y Muog-Tsinga y su número representa el 20 % del total de la población. La otra parte de la población es inmigrante y representa el 80% restante, en su mayoría familias que han llegado a la ciudad desde cualquier parte del país y que constituyen una auténtica población marginal.
     La densidad de la población de La Briquiterie es de 500 habitantes por Km2. Las personas inmigrantes viven hacinados en “estudios” de unos 30m2.
     El desempleo en la población inmigrante es muy elevado y los pocos que están empleados deben hacer frente  al pago del  alquiler,  lo que les supone el salario que perciben.

     En esta XXXV Campaña de Solidaridad el objetivo se centra en la FORMACIÓN como eje del Desarrollo Comunitario, apoyando así la intervención que se lleva a cabo con los niños y jóvenes del proyecto de apadrinamiento.
La campaña pretende fortalecer mediante la formación tres carencias bien identificadas.
1.      Crear una escuela de padres/madres de los niños del proyecto para reforzar el ámbito educativo familiar.
2.      Formar a 20 adultos en liderazgo y agentes de transformación que puedan asumir el seguimiento de los beneficiarios del proyecto y sus familias. 10 de ellos serán contratados.
3.      Capacitar laboralmente a 40 padres y madres de los niños y jóvenes del proyecto para posibilitar su inserción laboral, su independencia del proyecto y su aumento de la autoestima. Los perfiles serán: moto-transporte, hostelería y peluquería.
Objetivo
Indicador
Cuantificación

Capacitación laboral para la inserción laboral de 40 padres/madres del proyecto de apadrinamiento, Rayo de Luz y Esperanza en La Briqueterie (Yaounde-Camerún)

·   Nº de padres/madres que acceden a una formación laboral en Hostelería.
·   Nº de padres/madres que acceden a una formación laboral en Peluquería.
·   Nº de padres/madres que acceden a una formación laboral en Moto-Mensajería.
·   Nº de inserciones laborales




·  Matriculas
·  Fichas de seguimiento.
·  Inserciones laborales.
   

Creación de una Escuela de Padres/Madres para acompañar los procesos educativos de los niños y jóvenes del proyecto de apadrinamiento, Rayo de Luz y Esperanza en La Briqueterie (Yaounde-Camerún)



·  Nº de padres y madres que comienzan asistiendo a la escuela.
·  Nº de padres y madres que acuden regularmente.
·  Nº de padres y madres que finalizan el curso.
·  Aumento en los resultados escolares de sus hijos/as.
· Listado de matriculación.
· Listado de asistencia.
· Fichas de progreso en objetivos de cada padre-madre.
· Ficha de evaluación al finalizar el curso.
· Comparativa de boletines escolares de sus hijos/as.

Formación de 20 jóvenes en liderazgo y transformación social que asuman el seguimiento de los niños/as y jóvenes del proyecto de apadrinamiento, Rayo de Luz y Esperanza en La Briqueterie (Yaounde-Camerún).



·  Nº de jóvenes que se interesan por la formación en este campo
·  Nº de jóvenes que realizan el curso de capacitación.
·  Contratación de 10 jóvenes en el proyecto.
·  Realización correcta de las fichas de seguimiento de los niños y jóvenes.

·  Inscripciones
·  Matrículas
·  Listado de asistencia.
·  Fichas de seguimiento.
·  Contratos realizados.

Os enviamos junto a la información del proyecto, material audiovisual para su presentación a los diferentes grupos, al que podéis acceder en el blog de la Fundación Acción Liberadora:

También os adjuntamos material didáctico de sensibilización para los más peques y para los jóvenes.
Y por último, el guión para la celebración en torno a la Solemnidad de San Pedro Nolasco para  vivir desde la fe esta XXXV Campaña de Solidaridad.
Agradeceros de antemano vuestra colaboración y apoyo, y desear que la campaña de los frutos esperados.

Os recordamos el nº de cuenta para los ingresos bancarios:
BANCO POPULAR:  IBAN: ES07 0075 0001 84 0606660604








Matumaini, el árbol de la Esperanza.

Nadie sabía aún que aquella primavera iba a ser muy especial. Con los primeros rayos del sol de abril, la rama más alta del viejo Matumaini, el árbol de la Esperanza, que parecía dormida en los últimos años, sintió un extraño temblor en su interior.

A los pocos días, un pequeño brote se abrió paso hasta convertirse en una hoja bien jugosa ,  que quiso acoger a los niños que jugaban a su alrededor. A su sombra muchos pequeños comenzaron a alimentarse  adecuadamente.

Otra hoja comenzó a crecer a su lado, para proteger la salud, tan frágil y amenazada, de cientos de aquellas pequeñas vidas del Barrio de La Brique

Y otra más salió casi enseguida y, como por arte de magia, convirtió sus tejidos vegetales en montones de lápices y cuadernos para la escuela.

Desde entonces muchos niños y niñas han ido creciendo, jugando y aprendiendo, abrazados en torno al viejo árbol.

Pero una sombra de tristeza se iba haciendo cada vez más amenazante: ¡pronto tendrían que abandonar aquel lugar! ¿Es que no había ya luz y esperanza para ellos?

¡Por supuesto que sí! Matumaini aún tenía fuerza y mucho corazón; no podía abandonar ahora a quienes durante años  habían escrito sus nombres e ilusiones en su tronco centenario. Eran ya como suyos. Al poco tiempo, otras hojas, más grandes y fuertes, comenzaron a brotar.

Una de ellas anima ahora  a los jóvenes a abrir sus alas, a descubrir sus capacidades, a trabajarlas  y a ofrecerlas para el bien de la comunidad.

Otra va haciendo sitio a padres y madres, que acudían de vez en cuando en busca de cobijo, para que aprendan a acompañar a sus hijos en las cosas importantes de la vida.

La tercera abre los ojos a quienes se acercan, para decirles que el trabajo es un derecho, una poderosa arma de paz, que trae dignidad y libertad a un entorno de pobreza y exclusión. Y, juntos, van buscando herramientas adecuadas para hacer este sueño realidad.

¿Qué ha pasado? ¿Dónde está la rama? ¿Ha sido sólo un sueño? No, no ha desaparecido, sigue viva; es la  rama más nueva del viejo tronco de la Merced en África. De ella forman parte para siempre muchas personas que han ofrecido el tiempo y hasta la vida a este hermoso proyecto. Como los PP  Pablo y Fridolin, que están ahí,  animando desde el cielo la tarea.

Y nos dicen cariñosamente al oído que hace falta savia nueva, para que broten hojas y maduren sabrosos frutos. ¿Quieres continuar con nosotros esta historia de Luz y Esperanza?





Xxxv campaña de solidaridad
Guión litúrgico

 MONICIÓN DE ENTRADA:

Queridos amigos, bienvenidos.
Nuestra Eucaristía de hoy, -en la fiesta entrañable de San Pedro Nolasco, Fundador  de la Orden de la Merced-, quiere ser un canto de fe, de luz y esperanza. Fe en Jesucristo que nos abre los ojos y el corazón para reconocer al otro como hijo querido de Dios. Luz para descubrir las carencias y necesidades del hermano como propias y buscar caminos de solidaridad y acompañamiento efectivos. Y esperanza que nos impulsa a un futuro de bondad y belleza compartidas, donde la fraternidad se hace cada día más fuerte.
Es lo que hoy queremos celebrar con vosotros recordando una realidad bien concreta, la que nos presenta el proyecto de Acción Liberadora de este año 2014: “Formación y desarrollo comunitario”, en el barrio de La Briqueterie, en Yaundé -Camerún-.
Se trata de la XXXV Campaña de Solidaridad mercedaria que refuerza y amplía los objetivos del Proyecto de apadrinamientos “Rayo de Luz y Esperanza” en el que muchas personas, niños, jóvenes y familias colaboráis desde sus comienzos, hace ya casi 10 años.


ACTO PENITENCIAL

A menudo vivimos como ciegos, sordos e indiferentes, preocupados sólo por nuestra seguridad y por el bienestar de los más cercanos. Por eso necesitamos la medicina del Padre que nos cure con su gracia y su perdón:

Porque no miramos a los demás como hijos de Dios, que merecen todo respeto, acogida y protección. Perdón, Señor.

Porque no escuchamos los gritos de los más pobres y oprimidos, en los que resuena con insistencia el mensaje liberador de Jesús. Perdón, Señor.

Porque no actuamos decididamente contra las estructuras de corrupción e injusticia que impiden el nacimiento de una nueva humanidad reconciliada y solidaria. Perdón, Señor.


ORACIÓN UNIVERSAL:

Presentemos al Padre bueno y al Dios de la Vida nuestros deseos y necesidades; que Él nos abra el corazón para acoger la tarea que nos encomienda en favor de los cautivos de hoy, que esperan nuestra visita y nuestra ayuda. Digamos:
Danos, Señor, luz y esperanza

1.       Por la Iglesia que sea una comunidad de fe, de luz y de esperanza, abierta siempre a la voluntad de Dios, y trabaje con buen ánimo a favor de la vida y la dignidad de todas las personas. Oremos.

2.       Por los que tienen puestos de responsabilidad en los gobiernos de los pueblos, para que luchen contra la corrupción, sean trasparentes en su gestión y promuevan proyectos de educación, de capacitación laboral y de desarrollo para los colectivos más vulnerables. Oremos.

3.       Por nuestra parroquia (colegio, comunidad) mercedaria, por los que en ella viven y trabajan  comprometidos con el Evangelio de la liberación. Que seamos sensibles a los desafíos de las nuevas cautividades y respondamos con generosidad a las demandas de los oprimidos y los perseguidos por su fe. Oremos

4.       Por los niños, jóvenes y familias destinatarios del proyecto "Formación y desarrollo comunitario" y por todos los que trabajan para llevarlo adelante. Que reciban el apoyo de nuestra oración y solidaridad y puedan celebrar la fiesta dec la luz y la esperanza que brotan de Cristo resucitado. Oremos.

Acoge Padre nuestra oración confiada; que tu Espíritu, Señor y dador de Vida, aliente toda lucha pacífica en defensa de los más débiles y necesitados, los predilectos donde Tú habitas y nos esperas. Te lo pedimos por JNS.


OFRENDAS

Ofrecemos ahora nuestros signos de Luz y Esperanza:

1.                                  (Vela encendida + hoja “liderazgo”)
Esta es la luz que queremos que alumbre a los jóvenes, para que descubran sus capacidades y pongan la inteligencia y el corazón en el acompañamiento de los más pequeños, liderando a sus comunidades en la defensa de sus derechos.

2.                   (Vela encendida + hoja “escuela de padres”)
Esta luz ilumina los rostros de los padres y madres que quieren seguir aprendiendo para acompañar la educación de sus hijos desde la experiencia de la vida y el cultivo de los valores y creencias familiares.

3.                  (Vela encendida + hoja “capacitación laboral”)
Por último la luz que se proyecta sobre el mundo laboral: queremos ayudar en su formación para el trabajo a los que buscan un futuro mejor, participando activamente en la construcción de una sociedad más justa, sin corrupciones ni privilegio.

4.                                  (Pan vino)
Todo ello lo unimos a los signos de Jesús, el pan y el vino, que representan su vida entregada hasta el final, su ofrenda permanente para alimentar y reconciliar al mundo.


 ORACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS

Señor Jesús,
hoy queremos darte gracias
por tu acción liberadora, en favor de los más pequeños.
Tú mismo nos lo has dicho:
“He venido para devolver la vista a los ciegos
y anunciar la Buena Noticia a los pobres;
para aliviar a los cansados y agobiados
y liberar a los cautivos y oprimidos”.
Todas tus palabras y tus gestos de misericordia
son una fuente inagotable de alegría,
de luz y de esperanza
para la Iglesia y la humanidad entera.
Ayúdanos, Jesús, Amigo de la libertad.
Nosotros, la Familia Mercedaria,
queremos ser contigo mensajeros de liberación.
Y con nuestro tiempo, nuestros pequeños recursos
y nuestro compromiso,

queremos contribuir a la construcción
de un mundo redimido, pacífico y reconciliado,
donde los últimos, los más olvidados,
tengan sitio reservado
en la mesa grande de la fraternidad. Amén.

















“ESTUVE EN LA CÁRCEL Y VINISTEIS A VERME”

PRESENTACIÓN DE LA CAMPAÑA SOLIDARIA DE LA PROVINCIA DE CASTILLA (ACCIÓN LIBERADORA – CAMINOS DE LIBERACIÓN)

Una nueva Campaña solidaria llama a nuestra puerta cada día de este año 2013. Nos la presenta, a través de nuestra Fundación Acción Liberadora, la comunidad de Sangmelima, una pequeña ciudad al sur de Camerún. Los mercedarios de la Provincia de Castilla estamos apenas estrenando nuestra presencia allí, pero el trabajo de nuestros hermanos ya va dejando su huella en la pastoral parroquial y penitenciaria. Es una comunidad joven y esperanzada, hay futuro.

La realidad de la cárcel de Sangmelima, que hemos tenido la ocasión de visitar un par de veces, es sencillamente aterradora. ¿Qué os voy a contar que no podáis imaginaros?. Hacinamiento, falta de higiene, escasez de alimentos,  ausencia de medicinas, condiciones de salud deplorables… en el espacio de lo que puede ser uno de nuestros pabellones deportivos se hacinan, en espacios oscuros y lúgubres, más de 200 presos, alrededor de un pequeño patio abierto al cielo, que parece ser allí lo único abierto a la realidad del cielo… algunos de ellos llevan encerrados mucho tiempo y no pueden salir simplemente porque no tienen un abogado que lleve su caso ante el juez o, lo que es peor, no tienen veinte euros para pagar la mínima multa que les han impuesto como peaje para la libertad.
El proyecto que os presentamos se sitúa en la hermosa palabra evangélica del Jesús que ha sido enviado para anunciar la libertad a los prisioneros (Lc 4). Buena Noticia de evangelio y libertad es la presencia de los mercedarios allí, os aseguro, entre aquellos que hacen presente el rostro del mismo Jesucristo: “estuve en la cárcel y vinisteis a verme”(Mt 25).
Nuestra Campaña quiere estar al servicio de la visita y de la liberación, pero también de la educación y el crecimiento personal de los encarcelados de Sangmelima; todo lo que contribuya a favorecer la dignidad humana en ese pequeño infierno será bienvenido. Lo que para nosotros es el pan de cada día para ellos es un logro: el pan de cada día. Pero también la tiza y la pizarra. Un pupitre, unos folios, un aula para estudiar, un tesoro; un tesoro al que podemos contribuir maravillosamente con nuestra aportación personal y comunitaria, también desde nuestras iglesias, parroquias, colegios. 
Una cosa os pido de corazón: dedicad una oración y un tiempo a esta Campaña. Y otra cosa os aseguro: merecerá la pena. Os dejo con ella.  Y, ya desde ahora, muchísimas gracias.
                                                                                         P. José Ignacio Postigo Cacho                                                      
                                                                                                 Provincial de Castilla



SER PRISIONERO: LUCHAR PARA SOBREVIVIR
Ser prisionero, no importa en qué parte del mundo, nunca ha sido una situación envidiable. Incluso en las cárceles más modernas del mundo, la condición del preso es prácticamente la misma, en tanto es verdad que se trata en todas partes de  una situación de restricción de derechos y de falta de libertad. Algunas personas afirman que las condiciones de detención en África son a menudo terribles y miserables. Lejos de querer confirmar o refutar este punto de vista, queremos exponer aquí la situación de las cárceles en las que nosotros, mercedarios africanos, estamos llamados a trabajar y a ejercer nuestro carisma Redentor.
Este es el segundo año en que la Provincia Mercedaria de Castilla ha sido requerida, a través de su Delegación en África Central, en la diócesis de Sagmelima. La diócesis de Sagmelima es una de las 25 diócesis con las que cuenta Camerún. Tiene 50 años de existencia,  pero sigue marcada por problemas relacionados con su situación rural por una parte y con el nivel de desarrollo general del país, por otra. Sin embargo, bajo el impulso de su actual obispo, abundan los motivos - no faltan razones - para esperar un futuro esperanzador para esta tierra del sur de Camerún.
Igual que en otras diócesis del país, Sangmelima desarrolla una pastoral en las prisiones que se hace presente en tres centros penitenciarios: la prisión principal de Sangmelima (situada en el centro de la ciudad), la prisión de Djoum (a más de 110 km de la ciudad) y la prisión de Bengbis, en construcción (a 100 km de la ciudad).
Aunque se inscribe en la pastoral diocesana de conjunto, la pastoral penitenciaria tiene su peculiaridad tanto por la precariedad de los medios de los que disponemos como por la delicada tarea que nos ha sido confiada. Sobre la precariedad de los medios, hay que decir sin temor  que, al examinar las condiciones en las que viven  los detenidos en las prisiones de Sagmelima y Djoum, el mercedario implicado en la pastoral penitenciaria,  inmediatamente se enfrenta con problemas relacionados con la alimentación, la promiscuidad, la salud y la seguridad. Somos conscientes de que una persona que vive en un país más desarrollado que el nuestro se preguntará espontáneamente qué hace el Estado  para mejorar la situación del preso. La verdad, es ésta: el Estado actúa, pero su acción  es insuficiente. De ahí la necesidad de la mano caritativa -solidaria- de la Iglesia. En las cárceles de nuestro país, particularmente en las de la diócesis de Sagmelima donde nos encontramos, ¡hay que  luchar para vivir... pelear para sobrevivir!  Sí, es a menudo una cuestión de supervivencia, por lo que la lucha se centra en cuestiones de alimentos,  agua potable,  medicamento urgente, vestido y vivienda. Se lucha pues por cuestiones básicas de subsistencia. Sin embargo, al lado de esto, se levanta otro muro, bastante más alto que los de las prisiones de aquí: es el muro de la ignorancia y la falta de alfabetización. Que una persona no sepa ni leer ni escribir ni contar; que en nuestro tiempo hombres y mujeres no sepan cómo manejar un libro o un bolígrafo: este es el verdadero horror.
Otro aspecto a destacar es, que muchos de ellos se encuentran privados de libertad por delitos menores, y pagando una pequeña multa - entre 20 y 30 € - podrían salir en libertad y retomar sus vidas. Os invitamos, también, a apoyar nuestro fondo de redención que utilizaremos para posibilitar la vida en libertad de algunos de estos jóvenes.
¿Cómo entonces decir Dios -hablar de Dios- en un mundo tan hambriento, tan debilitado por la enfermedad, el frío y el calor? ¿Cómo hacerse entender y trasmitir el soplo de la libertad si el destinatario no tiene la posibilidad de entrar en contacto con nosotros? ¿Cómo liberar sin medios de liberación? También nosotros miramos hacia las montañas para ver de dónde nos vendrá el auxilio. Sí, el auxilio  nos vendrá del Señor, que hizo el cielo y la tierra. Pero también sabemos que Dios se sirve de las manos generosas de hombres y mujeres sensibles, de nuestras manos, para actuar y para liberar a su pueblo.
                                                                                   P. Elie FOUDA, O. de M.



EL PROYECTO YA ESTÁ FINANCIADO GRACIAS A VUESTRAS APORTACIONES
Durante este año 2013 hemos apoyado este proyecto, la respuesta ha sido impresionante y además ha quedado un fondo para poder realizar redenciones con aquellos jóvenes que no tienen apoyo legal o recursos para pagar pequeñas multas que posibilitarían su puesta en libertad.
Nos sentimos orgullosos de esta campaña que gracias a la labor de nuestros hermanos mercedarios y a vuestra colaboración ha sido un éxito rotundo.
Gracias por vuestro apoyo y confianza.


VIDEO PRESENTACIÓN
Proyecto de Educación para jóvenes reclusos 
en la Prisión de Sangmelima (Camerún)



video




Actividad para la ESO y Bachillerato:
Te presentamos una secuencia de 22 imágenes. Utilizando todas ellas debes crear tu propia historia y montar   un vídeo que no supere los dos minutos. Échale imaginación y, sobre todo, que seas capaz de acercarte a otra realidad. ¡Ánimo!






















No hay comentarios:

Publicar un comentario